15 abril 2008

Ocho años ya, quién lo diría.

Ocho años en la web
Y nos hubiera gustado celebrar este aniversario con un nuevo número, pero estamos algo retrasados por culpa del maldito mundo real y no pudo ser. No se preocupen, probablemente antes de fin de mes ya haya material nuevo online y digamos "Habemus 12" (o una idiotez similar).
Pero algo queríamos poner como parte del festejo, así que cambiamos el mp3 de regalo. Es otro tema de Saurio, lo que no lo hace muy atractivo como regalo, pero, bue, es lo que hay. La cosa se llama "Tu alma arderá eternamente en el infierno luego de escuchar esta canción / El baile de los mininos bonsai" y es una canción doble, o dos canciones enganchadas, o algo así. La primera parte es una mirada irónica a los mensajes satánicos que algunos dicen oír en los éxitos pop (y, en una de esas, el tener tantos mensajes satánicos dentro hace que esto se vuelva un éxito pop), la segunda es un homenaje al engaño internético de los bonsai kittens.

Lo importante acá es que hace ocho años que estamos en la web, es decir, desde antes de que todo aquel con pretensiones de escritor tuviera un blog o que los grandes medios culturales se enteraran que existía algo más que porno en internet. Y, como si esto fuera poco, que en estos ocho años publicamos cosas que después se iban a convertir en la comidilla intelectual. Porque, ¿quién se acordaba de Néstor Sánchez en el 2000? ¿Y de Levrero? ¿Feiling? Ni que hablar de la traducción de los poemas de Bukowski, quizás la parte más pirateada de La idea fija y que recién ahora tiene una versión en libro (y seguramente en un ripioso español peninsular y a un precio imposible para los bolsillos argentinos). O que publicamos "Cosas de negros" antes de que apareciera en papel y Cucurto se volviera una celebridad multimediática.
En fin, y no sólo son los logros del pasado, porque estamos llenos de proyectos, pese a que no se noten por culpa de los obstáculos que nos pone el hecho de vivir en un mundo real y capitalista, en el que todo es mucho más caro de lo que debiera y hay gente que se jacta de desabastecer a la población porque un impuesto le va a disminuir un poco sus pingües ganancias.

Como sea, ocho años y seguimos, por ochocientos ochenta y ocho más. Esperemos que pronto podamos darle la sorpresa que queríamos darles en el 2007 y no pudimos.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena
    y que sean muchos más
    saludos,
    M

    ResponderEliminar
  2. creo que todo eso es mucho, gran orgullo para vosotros.
    felicidades.

    ResponderEliminar